Cedro Blanco. Casas de madera saludables

 Casas de madera cedro blanco

Las casas de madera de Cedro Blanco son una excelente manera de incorporar una vida sana, limpia y verde. Pasamos mucho tiempo  alrededor de nuestras casas por lo que debemos de  estar seguros  de que todo lo que nos  rodea esta dentro de un ambiente sano y saludable.


Una Casa de madera Saludable

El Cedro blanco cuenta con unas propiedades asombrosas de construcción, pero sus beneficios para la salud tampoco se pueden olvidar. Las saunas se ha realizado durante años de madera de cedro  por una buena razón. No sólo el vapor de agua ayuda  a eliminar las toxinas del cuerpo,  los aceites esenciales de la madera de cedro  también se encuentran entre los más saludables.

Los aceites esenciales de cedro han sido durante mucho tiempo conocidos a por sus efectos calmantes y tranquilizantes, además de reducir la inflamación, aliviar el insomnio y  repeler insectos. Este tipo de madera se comporta bien incluso en los climas mas rigurosos y necesita muy poco cuidado especial.

Las casas de madera de cedro son muy comunes. La madera de cedro se ha utilizado en diversos productos durante varias generaciones debido a su capacidad para luchar contra los malos olores. La madera de cedro es naturalmente impermeable a los insectos de madera y no requiere tratamiento químico agresivo como el pino.
Los árboles que producen maderas blandas como el Cedro  únicamente tienes dos tipos de células y muy pocos vasos conductores de agua. Esto significa  que se mantienen mas secos en condiciones de gran  húmedas que otras coníferas.

Pueden llegar  a tener un tamaño de unos 15m de altura y de hasta 3 metros de ancho. Los Cedros están expuestos a climas de montaña y de monzones, lo que significa que pueden sobrevivir a la nieve, sequía, lluvias torrenciales y temperaturas tan bajas como -25 º C.

La madera que producen los Cedros es ideal para utilizar en exteriores ya que es resistente a la putrefacción y está protegido por sus propios aceites naturales y resinas que preparan a la madera para las duras condiciones climáticas.

Una gran ventaja de este tipo de madera  es que es tiene una baja densidad y mientras intenta igualar la humedad de su madera con la del aire que lo rodea, no se deforma o quiebra como lo hacen muchas otras maderas. La madera de cedro contiene pequeñas bolsas de aire, lo que significa que no conduce el calor, así como algunas otras maderas.

La madera de cedro es  fácil de transportar y muy versátil, y junto con sus cualidades resistentes al clima y su atractivo estético hacen que sea una madera ideal para las casas de madera

 

Escribir comentario