Guía de compra

Entre todos los materiales de construcción, la madera es el único natural y renovable. El proceso de transformación de la madera para su utilización en la construcción es bien sencillo y necesita muy poca energía si lo comparamos con los métodos de obtención de otros materiales.

La casa de madera es una casa que respira. La madera absorbe y expulsa la humedad regularizando así la del medio ambiente interior. Las construcciones de madera e interiores de madera, por sí solas actúan como aislamiento, al contrario de lo que sucede con otros materiales.

casa de madera

casa de madera

La posibilidad de incrementar estos valores con mayor facilidad que en los sistemas tradicionales, y con menor pérdida de superficie útil, hacen que la madera sea un material ampliamente utilizado en los países de climas extremos.

Las propiedades acústicas de la casa de madera son las optimas. La madera absorbe las ondas que recibe. La casa de madera es una casa silenciosa, lo que reduce el estrés de sus habitantes. Y al contrario de lo que muchas personas creen, la madera es un buen material de construcción.

Antes de iniciar el desarrollo de un proyecto para la construcción de una casa de madera se deben seguir una seria de pautas para realizar una compra correcta.

Informacion sobre la compra de una parcela

Tipos de terrenos y suelos.
Existen diferentes figuras de protección del territorio establecidas a nivel autonómico, nacional, comunitario e incluso internacional. Dependiendo del lugar  la parcela puede tener ciertas limitaciones.  Para la construcción de una vivienda es necesario contar con un mínimo de servicios y suministros; accesos, agua, luz y desagües de las aguas residuales.

De una manera resumida, y partiendo de que el terreno no se encuentre protegido bajo ninguna figura, existen dos tipos fundamentales; urbano y rústico.

Suelo urbano: Suelo urbano es aquel que cuenta con todos los servicios y suministros, estando permitido construir con las solas limitaciones que imponen las normativas urbanísticas por el cual se rige. Si cumplimos estas normas podemos construir sobre el mismo.

Suelo rústico: En principio sobre suelo rústico no está permitido construir. Existen diferentes normativas sobre el mismo y en algunos casos muy concretos si es posible edificar. Normalmente las exigencias que rigen sobre el mismo son similares al suelo urbano, pero además el municipio impone otra serie de condiciones como pueden ser: dimensiones mínimas del terreno, dar solución a los accesos, acometidas de agua luz y desagües, tratamiento de aguas residuales u otras como que se trate de edificios necesarios para una actividad económica o de otro tipo.

En cualquier caso tenemos que tener claro que una vivienda de madera necesita los mismos permisos que las que se construyen con cualquier otro material, todo tipo de construcción necesita los preceptivos permisos. No seguir estas pautas puede acarrear serios problemas económicos e incluso de otra índole.

 

Información sobre las  características físicas del terreno.

Si la vivienda es de una planta sobre solera es preferible que el solar sea plano con una ligera pendiente hacia la calle, (para facilitar la evacuación de las aguas pluviales y la conexión directa del saneamiento y riadas).

Si la vivienda es de dos plantas, (baja sótano, garaje, etc., y la alta es la vivienda) es preferible situarla a media ladera, protegida de vientos y lluvia y disponiendo de las mejores vistas, y no en los valle y antiguas torrenteras, que pueden suponer un peligro de inundaciones y riadas.

Si es posible siempre debe estar elevada con relación al suelo para evitar humedades.

La mejor Orientación:  sur, la peor norte (frío, lluvia, viento, menor insolación).

Suelo: Los mejores para cimentar son aquellos que aseguren un firme resistente, buen drenaje, facilidad para excavar zanjas, pozos de cimentación, etc. Los peores, aquellos que contengan arcillas expansivas (deberá observarse si las viviendas y los muros de cerramientos de parcelas próximos presentan roturas o rajaduras).
Vistas y/o vecindades: muchas veces, una buena vista justifica una mala orientación (norte/sur). Otro tanto ocurre con un vecino no deseado.

Naturaleza: presencia de árboles, plantas, rocas, etc. que, por sus características (antigüedad, porte, presencia etc.), deban conservarse e integrarse con la vivienda, adelantando la consolidación del futuro jardín.

 

Seguros para una casa de madera

Existen dos tipos de seguros aplicables a una vivienda:

Seguro Decenal: Se trata de un seguro que se exige en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) a los promotores para garantizar principalmente los elementos estructurales de las casas. No es necesario para los autopromotores de su propia vivienda.
Es necesario que lo tenga la vivienda si el comprador compra una casa construida por una empresa promotora, es decir cuando se compra una casa con terreno incluido en una promoción realizada con fines de vender a clientes particulares.
En cualquier caso los chalet o casas de madera pueden obtener el Seguro Decenal.

Seguro de hogar: (Continente, contenido, incendio, robo). Si bien algunas compañías aseguradoras han puesto problemas a la hora de hacer estos seguros en la actualidad no existe problema para concertar estas pólizas. Los problemas que han existido han sido una vez más producto de la desinformación y falta de conocimiento de las construcciones en madera.

Financiación para una casa de madera


 
Una casa de madera debe ser una construcción que cumpla con todas las normativas aplicables al uso al que va a ser destinada, no se diferencia por tanto a las construcciones realizadas con cualquier otro tipo de material. Construir una vivienda cumpliendo toda la normativa aplicable es una garantía para el propio comprador. Al hacerlo así el propietario tiene la posibilidad de inscribir su propiedad en el Registro de la Propiedad y solicitar financiación hipotecaria que es la más adecuada por sus plazos, interés y fiscalidad.

En la mayoria de bancos y cajas de ahorro para la financiacion de una casa de madera es preciso disponer de algunos tramites e informes especiales sobre el proyecto básico de ejecución, como:  fotocopia de la licencia de obras, fotocopia de la escritura del solar/ contrato de compra–venta, fotocopia del presupuesto del constructor, así como el calendario previsto de obras.

El suelo

No se puede edificar una casa de madera en suelo rústico. salvo que esté vinculada a una explotación. En todo caso es preceptivo obtener la licencia municipal.

Acabados y equipamientos

Las viviendas de madera se suelen entregar completamente acabadas y equipadas con armarios empotrados, muebles de cocina y electrodomésticos.

El fabricante o constructor se puede ocupar, asimismo, del Proyecto Básico y Ejecución, de la cimentación y de la base de la vivienda, de la fosa séptica si fuera necesaria, de todo tipo de calefacción, etc.

Garantías

El cliente tiene siempre la última palabra y, una vez que un presupuesto recibe su aprobación, éste se convierte en un contrato cerrado. La ley obliga a constructor y fabricante a dar 10 años de garantía sobre sobre los elementos estructurales

IVA

El IVA actualmente en la compra de una casa de madera es del  8%.